1
* Debodas

Whisky Escocés

Comparte este artículo

Glenkinchie Whisky Escocés – 700 ml

Precio: 34,56€

roshalys (3)

1.

  • Un whisky procedente de una de las últimas destilerías de las Tierras Bajas escocesas
  • Plata en el International Spirits Challenge de 2009 y 2010
  • Ligero, dulce, fresco y cremoso, con toques de flores, hierba recién cortada y malta
  • Es un aperitivo delicioso gracias a su sabor ligero, aromático y muy apetecible
  • Maduración en serpentines tradicionales de hierro forjado que le otorgan más carácter y profundidad
  • Adecuado para explorar los delicados whiskies puros de malta de las Tierras Bajas

1

Está ubicada a unas 15 millas de Edimburgo, razón por la que recibe el nombre de «Malta de Edimburgo». Encarna a la perfección el perfil de sabor fresco y elegante de esta región. Resulta extraño pensar en esta ciudad enigmática y señorial cuando se observan los campos de cebada o las colinas verdes de Lammermuir extendiéndose hacia el norte hasta el fiordo de Forth. Es aún más curioso cuando se degusta el sabor sutil y floral de este peculiar whisky superviviente de las Tierras Bajas. Glenkinchie fue fundada en 1825 por John y George Rate. Por entonces se denominaba Milton, hasta que en 1837 recibió la licencia y su nuevo nombre. La nueva denominación procede del riachuelo que atraviesa el valle, el Kinchie Burn, cuyo nombre se deriva a su vez de «de Quincey», el apellido de los propietarios originales de aquellas tierras. Cierto tiempo después se reconstruyó para crear la obra maestra de ladrillos victorianos que podemos ver hoy en día, y que incluía viviendas para los empleados, un césped de bolos, los dos alambiques de cobre antiguos y voluminosos, y el mayor alambique de lavado del sector. En lugar de usarse un modelo más moderno, se emplea un único serpentín tradicional de hierro fundido para enfriar el licor, lo que otorga más carácter y profundidad al whisky. Glenkinchie se encuentra a unas 15 millas de la capital, por lo que recibe el nombre de «Malta de Edimburgo», pero resulta extraño pensar en la ciudad enigmática y señorial cuando se observan los campos de cebada o las colinas verdes de Lammermuir extendiéndose hacia el norte hasta el fiordo de Forth. Es aún más curioso cuando se degusta el sabor sutil y floral de este peculiar whisky superviviente de las Tierras Bajas. Ofrece un paladar medio nítido que da paso a sabores de glaseado de mantequilla, tarta de queso y limón e incluso freesias. Gracias a su aroma, ligereza y cremosidad, Glenkinchie es adecuado para acompañarlo con tarta de queso o la sopa tradicional escocesa Cullen Skink. Debido a su cuerpo y sabor ligero, aromático y apetecible, es adecuado como aperitivo o para abrir una comida.

roshalys (3)

También puede gustarte...

Deja una respuesta